Translate BaBel

Datos personales

Mi foto
Profesora de Filosofía del IES Mariana Pineda (Granada)

Sócrates, el moscardón...

Hola, soy Sócrates y así me veían mis paisanos, era tan molesto e incordiante que me llamaron "el tábano"

  ¿Sabes lo que es un tábano?, también se le conoce como mosca borriquera, es un insecto molesto de picadura dolorosa. Así llamaban a Sócrates, filósofo del siglo V a.d.C. que se consideraba a sí mismo (y por este orden) ateniense, griego y hombre. Fue, en su juventud, un valiente guerrero y luego se dedicó a la política. En el ágora ateniense muchos le temían ya que era inteligente e irónico. Muchas veces ridiculizaba con sus afilados argumentos  las prácticas corruptas de los políticos. No tenía miedo de denunciar los atropellos y las injusticias que muchos malos demócratas cometían al manipular las leyes según su  conveniencia, pues Sócrates era un demócrata convencido y defendía el cumplimiento de la ley. Con el tiempo se granjeo la enemistad de personas poderosas y fue acusado de "corromper a la juventud". Fue condenado a muerte, pero sus muchos amigos sobornaron a los carceleros para que huyese y eludiese la condena. El prefirió morir antes que violar la ley, pues su conciencia se lo impedía. 

  En su filosofía defendió que los valores morales son absolutos; era muy radical y creía que  las cuestiones morales son innegociables, no cambian. El  bien,  el mal, lo justo e injusto  no pueden depender del criterio particular de cada uno. Pensaba que es muy importante  conocer y definir los valores morales, porque conociéndolos, podemos ser virtuosos. El que sabe lo que es el bien, aseguraba, sabe lo que esta bien y actúa bien. A esta doctrina ética se le llama "intelectualismo moral". 

 Decía que todos podemos conocer el bien y la justicia, ya que poseemos una cualidad natural que nos ayuda: la razón. Afirmaba que la vida de una persona que sabe que es el bien y vive de acuerdo con el bien se convierte en una maravillosa obra de arte. Las personas que ignoran lo que es el bien, se confunden y son profundamente infelices. Su vida acaba siendo una chapuza, porque actúan mal, aunque lo hacen por desconocimiento. Por lo tanto no habría que castigarles, sino enseñarles a ser buenos.

   Para Sócrates las leyes, reconocidas por todos, tienen un carácter divino porque son manifestaciones de la justicia. El valor de las leyes no es el que los ciudadanos les puedan dar, sino que proviene de que defienden el bien general. Por eso, piensa Sócrates, violar una ley es siempre una injusticia porque cuando alguien viola la ley está buscando su beneficio particular. 

   Por eso no quiso violar las leyes de Atenas y aceptó valientemente morir antes de ir en contra de su conciencia. 

Ahora piensa y responde:
1- Compara lo que piensa Sócrates de las leyes y lo que pensaban los Sofístas, ¿en qué se diferencian?
2- ¿Es razonable admitir las leyes sólo cuando nos favorecen?,¿por qué?
3- ¿Por qué predica Sócrates la sumisión a las leyes?, ¿crees que puede funcionar un país sin leyes?, ¿crees que debemos obedecer siempre a las leyes para que un país funcione?
4- ¿Conoces alguna ley con la que no estés de acuerdo?, ¿por qué no estás de acuerdo?
5- Define en que consiste la teoría del "intelectualismo moral", ¿te convence?, ¿por qué?.

Así soy yo, en realidad, bueno...  así me vio un escultor de  mi  ciudad, esta escultura se conserva en el museo del Louvre

Consejos de belleza

Hola chicas, hoy vamos a cambiar completamente de registro. En vez de tratar cuestiones teóricas voy a aprovechar la conmemoración del día internacional contra la violencia de género para ofreceros una serie de consejos prácticos, es una información muy útil, a vuestra disposición en la red.

"Como maquillar un ojo morado"


  Se trata de una iniciativa del Instituto de la Mujer y de la Secretaría de Igualdad. Tienes más información aquí.

Disconnect To Connect, ¡Sal de la caverna!


 Platón hoy nos advertiría del peligro que supone sustituir las relaciones directas con los demás por nuestros "amigos" de facebook, los contactos del Messenger,  Gmail, del Tuenti..... Desconecta para conectar con el mundo verdadero, me encanta el eslogan de este anuncio tailandés. La caverna hoy puede ser la pantalla de tu iPhone. 
Piénsalo.

Aristóteles: ¿Cómo ser felices?


Aristóteles piensa que todo ser humano busca la felicidad, así que la Filosofía debe reflexionar acerca de qué es lo que hace feliz a cualquier ser humano, y llega a las siguientes conclusiones:
1- Una persona solo puede ser feliz si vive en una sociedad en la que tal cosa sea posible, es decir, que la ética y la política están indisolublemente unidas (también pensaban así Sócrates y Platón)
2- Esto es así porque el ser humano es un "animal político":

" Según esto es, pues, evidente, que la ciudad-estado es una cosa natural y que el hombre es por naturaleza un animal político o social; [....]
Y la razón por la que el hombre es un animal político (zôon politikón) en mayor grado que cualquier abeja o cualquier animal gragario es evidente. La naturaleza, en efecto, según decimos, no hace nada sin un fin determinado; y el hombre es el único entre los animales que posee el don del lenguaje. La simple voz, es verdad, puede indicar pena y placer y, por tanto, la poseen también los demás animales -ya que su naturaleza se ha desarrollado hasta el punto de tener sensacones de lo que es penoso o agradable y de poder significar esto los unos a los otros-; pero el lenguaje tiene el fin de indicar lo provechoso y lo nocivo y, por consiguiente, también lo justo y lo injusto, ya que es particular propiedad del hombre, que lo distingue de los demás animales, el ser el único que tiene la percepción del bien y del mal, de lo justo y lo injusto y de las demás cualidades morales, y es la comunidad y participación en estas cosas lo que hace una familia y una ciudad-estado."
(Política, 1253a)
Así que la felicidad es algo que el ser humano consigue solo en su "ecosistema" natural; la sociedad.
3- El problema estriba en determinar qué es lo que hace feliz a todo ser humano. La riqueza, la fama, el poder, el placer o los honores, no son mas que bienes externos. Es decir, no por poseer riquezas o por alcanzar el placer conseguimos la felicidad. Normalmente necesitamos algo más para serlo y en esto nos distinguimos de los animales.
4- Entonces la cuestión estriba en saber qué es lo que hace feliz a un ser humano, Aristóteles piensa que aquello que nos hace felices será también el máximo bien al que podemos aspirar. Por lo tanto la pregunta es: ¿Qué es lo bueno para todo ser humano?
5- Esta pregunta, de acuerdo con la concepción aristotélica del bien, solo tiene una respuesta: la actividad racional, ya que ésta es la forma de vida propia del ser humano.
6- Así que en su ética, Aristóteles nos propone el ejercicio continuado de la razón como modo de alcanzar la felicidad, lo que se refleja en su modo de entender la virtud:
"La virtud es una disposición adquirida de la voluntad, consistente en un justo medio relativo a nosotros, el cual está determinado por la regulación recta tal y como lo determinaría el hombre prudente"


La virtud consiste en el hábito de reflexionar antes de actuar, para que nuestra acción sea siempre el término medio en relación a nuestras circunstancias.

La política aristotélica:
Aristóteles criticará la teoría política de Platón, la utopía de la República le parece demasiado alejada de la realidad, y la política debe dirigirse a lo que hay, no a lo que nos gustaría que hubiera o a lo que debería ser. Aristóteles en bastante más empírico y realista que su maestro.

El Estado no puede consistir en una unidad perfecta, ya que ésto conllevaría su propia destrucción. Igual que en un organismo las partes que lo componen están diferenciadas entre sí, el Estado es un todo que abarca multitud de diferencias; y en ello consiste: en la regulación mediante leyes, de todas las diferencias, de todas las voluntades.

Tampoco estaba de acuerdo con la teoría platónica que proponía abolir la propiedad privada y que pretendía colectivizar las mujeres y los hijos: todo ello conllevaría la destrucción de la recta moral y del propio Estado.
En la práctica, constituir un Estado sólo es posible si se le dota de un sistema de gobierno, de un marco adecuado de leyes e instituciones que regulen la convivencia y permitan la plena realización de la naturaleza humana y su fin último que es la felicidad. La justicia es la virtud que asegura y consolida el orden en la polis, armonizando equitativamente los derechos y los deberes de todos los miembros de la comunidad. La postura política aristotélica es "naturalista" : el Estado es algo natural. No es fruto de un pacto o acuerdo entre hombres (contractualismo), sino que es consecuencia de la propia naturaleza humana.

Fiel a su espíritu empirista, Aristóteles analizo las distintas formas de gobierno posibles en las distintas polis y llegó a la conclusión que, con independencia del tipo de gobierno, lo que determina la justicia en la polis es que el Estado busque el bien de todos los ciudadanos por encima del bien particular de las personas que ostentan el poder. De este modo  clasificó las formas de gobierno en legítimas e ilegítimas según el siguiente esquema:


(haz clik sobre la imagen para ver el esquema completo)
La monarquía es la forma justa de gobierno de un sólo hombre.
La aristocracia es el gobierno justo de unos pocos: "los mejores" o aristoi.
La democracia es la forma justa del gobierno del demos o pueblo.
Son tres formas justas porque miran el bien y el interés común. Cuando estas tres formas se desvían de la justicia y se orientan al interés particular degeneran respectivamente en las siguientes formas injustas de gobierno: tiranía, oligarquía y demagogia.



La disertación filosófica.

¿Qué es una disertación filosófica?.


Se trata de una redacción en la que exponemos, razonadamente, nuestro punto de vista sobre algún tema de carácter filosófico.


¿En qué se distingue de otro tipo de redacciones?.


  • En el asunto sobre el que se centra; análisis de temas filosóficos, es decir, temas que tienen que ver con la existencia y experiencia humana ( por ejemplo, la libertad, la relación entre cultura y naturaleza, la finalidad de nuestras acciones...)
  • En su carácter, no se trata de una mera exposición de ideas más o menos personales sin justificación alguna, sino de una argumentación basada en razones (los conocimientos que poseemos sobre el tema, datos científicos, experiencias personales, opiniones de expertos, etc.), queda claro que no se puede tener un punto de vista argumentado sobre un tema si no se posee cierta información en la que podamos fundamentar nuestras opiniones.

  • En su forma: no podemos exponer nuestra disertación de cualquier manera, este trabajo se caracteriza por seguir un plan organizado de desarrollo que le claridad y orden.

¿Cómo tenemos que hacerla?.
Toda disertación filosófica debe responder a los siguientes apartados:
INTRODUCCIÓN: en ella se plantea el problema a tratar, se explica qué interrogantes acompañan a este problema, se habla de su relevancia y actualidad. A veces es interesante aclarar el sentido de los términos que aparecen en la formulación del problema ( si es una disertación sobre los derechos de los animales, por ejemplo, explicar el sentido del término "derecho").

DESARROLLO: Este espacio está reservado para exponer los distintos argumentos o puntos de vista sobre el tema, podemos documentar las ideas expuestas en datos provenientes de distintas fuentes: medios de comunicación, libro de texto, conocimientos adquiridos en otras materias.... También podemos demostrar las consecuencias negativas de los argumentos opuestos a los que nosotros defendemos... La finalidad de este segundo apartado es aportar razones que apoyen nuestro punto de vista, así como informar de los argumentos opuestos a los nuestros, para rebatirlos.

CONCLUSIÓN: Este es el momento de exponer nuestro punto de vista sobre el tema que nos acupa. Como es una exposición razonada y como los razonamientos o argumentos en los que nos apoyamos los hemos detallado ya en el apartado anterior, ahora sólo nos queda aclarar nuestra respuesta al interrogante o problema que queremos solucionar.
En resumen, tenemos que defender nuestras ideas frente a otras rivales. La claridad, la rigurosidad y el orden en nuestra argumentación son factores que favorecen nuestro poder de convicción.


 
BaBel Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger