Translate BaBel

Datos personales

Mi foto
Profesora de Filosofía del IES Mariana Pineda (Granada)

El candor del primitivismo


"Cuando hoy miramos las filosofías del pasado...notamos en ellas ciertos rasgos de primitivismo. Empleo esta palabra en el sentido estricto que tiene cuando se refiere a los pintores del quattrocento....¿En qué consiste su "primitivismo"?, en su ingenuidad, su candor...¿cuál es la razón del candor...?. Sin duda es el olvido de sí mismo. El pintor primitivo pinta su mundo desde su punto de vista....pero cree que lo pinta según él es.....Nosotros, naturalmente, vemos en su cuadro el reflejo de su individualidad y vemos, a la par, que él no la veía, que se ignoraba a sí mismo y se creía una pupila anónima abierta sobre el universo. Esta ignorancia de sí mismo es la fuente encantadora de su ingenuidad."
(Ortega y Gasset; "El tema de nuestro tiempo", Cap. X: "La doctrina del punto de vista")

Quizá no haya una obra de arte que refleje mejor esta encantadora ingenuidad de la que habla Ortega, que "La anunciación" de Fray Angélico. En ella el artista trata de reflejar el mundo y de modo inconsciente lo que hace es expresar "su mundo", su perspectiva. Observad el uso de la perspectiva en los elementos arquitectónicos para dar impresión de profundidad (una novedad en la representación pictórica del Renacimiento que obedece a un interés por ser fiel a la realidad) y al tiempo un paisaje detallista y abigarrado como telón de fondo, al más claro estilo gótico.
Del mismo modo, explica Ortega, las filosofías del pasado pretendieron dar cuenta del mundo valiendo "para todos los tiempos y todos los hombres"; eran "utópicas". Nuestra mirada encuentra en ellas el horizonte de quienes las idearon.

¡Compártelo!

2 comentarios:

Anónimo

Querida, Pilar:
Espero que me recuerdes. Soy Beatriz Morón :)
Me alegra haber dado con tu paradero, aunque sea desde este modo impersonal propio de internet.
Esta noche me he acordado de ti, porque he estado leyendo "El origen de la tragedia" de Nietzsche. Y te he buscado. Qué cosas.
En mi opinión, hablar de un todo para todos, un mundo impasible al tránsito del tiempo y de las civilizaciones, es muy complicado. Encuentro extremadamente difícil dejar al margen el factor subjetivo, ya sea a la hora de escribir o llevar a cabo una representación artística. Porque cuando se trata de plasmar nuestra visión sobre algo, por muy objetivos que pretendamos ser, no es posible mantener al margen las implicaciones particulares del individuo, tales como sus juicios morales y sociales, su grado de sensibilidad hacia el arte, su manera de interpretar el mundo, en general. No se puede dar una perspectiva objetiva sobre el mundo, pues es esencialmente subjetivo, o inevitablemente sujeto a subjetividad a través del individuo.

Un beso y un abrazo muy fuerte.

Pilar de la Torre

Hola Beatriz, ando un poco perdida contigo, ya sabes que soy despistada, pero guardo las libretas de las notas de todos vosotros, te buscaré. Si estás leyendo a Nietzsche ándate con ojo, ¡tiene mucho peligro!.
Bromas aparte, es verdad que nuestro bigotudo filósofo nos abre los ojos a la riqueza, fecundidad e interés de la vida. El mundo es inevitablemente nuestro mundo, que se va ampliando y complicando a medida que echamos ingredientes, Nietzsche es el azafrán y la guindilla. ¡Qué lo disfrutes!. Pilar

 
BaBel Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger