Translate BaBel

Datos personales

Mi foto
Profesora de Filosofía del IES Mariana Pineda (Granada)

¿Existe Dios?. El argumento de San Anselmo.


Esta cuestión estaba clarísima para el monje benedictino de la Edad Media San Anselmo de Canterbury. Por supuesto que Dios existe, esta es una verdad incuestionable para el creyente que tiene el aval de la fe. Sin embargo, quizá un poco por diversión, quizá por apoyar la fe, o quizá por ejercitarse en la retórica, San Anselmo desarrolló en su obra "Proslogion" un argumento estrictamente racional para demostrar la existencia de Dios.

El esquema de su argumentación podría resumirse en los siguientes pasos:

1- Todos nosotros  (incluso quienes, insensatos, no creemos en Él) tenemos en nuestra mente la idea de Dios como "ser mayor del cual nada puede ser pensado". Es decir, pensamos en Dios como un ser que reúne en sí todas las perfecciones expresadas en máximo grado.
2- Tenemos que estar de acuerdo en que es más perfecto aquello que existe en realidad, que lo que existe solo en mi mente como una idea. San Anselmo ejemplifica esta afirmación con el caso de un pintor, que tiene en su mente la idea del cuadro que va a pintar. La obra real, acabada, es más perfecta que la idea inicial que el artista tuvo en su entendimiento, el "boceto mental" de la obra, para entendernos.
3. Por lo tanto, Dios para ser el ser más perfecto y ajustarse así a la idea que yo tengo de Él, debe existir, no solo en mi entendimiento sino también en la realidad, puesto que un ser absolutamente perfecto no puede carecer de la perfección de la existencia -lo contrario sería contradictorio-
4- La conclusión es que Dios el ser más perfecto es o existe.

Bueno, está claro que este argumento puede ser objetado de muchas formas, y así lo hizo entre otros Inmanuel Kant, quien no estaba de acuerdo con que de la idea de algo podamos inferir su existencia, por muchas  perfecciones que concibamos en ese algo. Pero creo que la reflexión más divertida que conozco sobre el argumento es aquella que lo aprovecha para convencernos de la inexistencia del diablo, dándole la vuelta a la tortilla y pensando en el ser más imperfecto. (Diablos... ¡no recuerdo dónde leí esta simpática historia!)

Os dejo esta presentación sobre el Argumento Ontológico de San Anselmo, para saber algo más. Elaborada y compartida por la profesora Concepción Pérez García. ¡Gracias!




¡Compártelo!

0 comentarios:

 
BaBel Copyright © 2011 | Tema diseñado por: compartidisimo | Con la tecnología de: Blogger